Alquilar un chalet en Alicante y disfrutar de la Costa Blanca
Alquilar un chalet en Calpe, Alicante

La costa alicantina siempre es sinónimo de sol y buenas temperaturas. Este rincón de la Península Ibérica aún a diferentes características que lo hacen especial y único y por ello, es también una de las zonas turísticas más concurridas de toda España y más famosa fuera de nuestras fronteras.

Optar por un alquiler de vacaciones en Alicante es apostar por una ciudad con una playa urbana exquisita, con todas las comodidades que una capital pone a disposición de quienes la visitan. Pero, no solo eso. Lo mejor de visitar Alicante se encuentra en los municipios que comprenden su provincia.

Las calas de Alicante son de las más preciadas por los turistas. Lugares naturales, idílicos y con unas vistas exquisitas que hacen de ellas, los mejores sitios donde desconectar después de un duro año de trabajo. Un alquiler de vacaciones en Alicante, optando por el alquiler de un chalet en Alicante o alrededores es, sin duda, apostar también por una rica gastronomía y un clima que, prácticamente, acompaña durante todo el año.

Pero si cabe destacar dos municipios alrededor de la capital, estos son Calpe y Benissa. Un alquiler de vacaciones en Calpe es uno de los lugares preferidos ya no solo por los extranjeros que visitan la costa levantina cada año y, prácticamente, durante todos los meses; sino también por los turistas nacionales debido a las buenas conexiones tanto por carretera como por el transitado aeropuerto de L´Altet, que conecta rápidamente Alicante con Calpe.

Optar por un alquiler de un chalet en Calpe es disfrutar de las vistas que ofrece el famoso Peñón de Ifach, una gran roca de 332 m de altura que deslumbra como uno de los símbolos eternos de unas vacaciones en la Costa Blanca. El Castillo de Calpe, la torre del Castellet, la Iglesia Antigua, la Ermita del Salvador hacen que un alquiler de vacaciones en Calpe no solo sea sinónimo de increíbles playas y buen tiempo, sino de cultura y belleza monumental.

Y, de igual modo, Benissa, situada en el norte de la provincia de Alicante, ofrece hasta 4 kilómetros de costa formada en su mayor parte por calas y acantilados de increíble belleza. Optar por un alquiler de vacaciones en Benissa es disfrutar de estas calas de ensueño que nada tienen que envidiar a las calas de las Islas Baleares. Dicen de Benissa que tiene uno de los azules más bonitos del Mediterráneo. Otra joya para unas vacaciones en la Costa Blanca donde alquilar una Villa en Benissa es disfrutar de tus merecidas y placenteras vacaciones.

Alquilar un chalet en Alicante
Etiquetado en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *