La privilegiada ubicación geográfica de La Nucía a orillas del Mar Mediterráneo le hace disfrutar de un buen número de turistas durante buena parte del año. Su envidiable clima y su laureada gastronomía, esencia de la cocina alicantina más tradicional, son otros de los principales reclamos a tener en cuenta a la hora de visitar La Nucía y donde pasar unas buenas vacaciones.

Alquilar una villa en La Nucía es un lujo al alcance de todo el mundo. Naturaleza desbordante, cercana al mar y un sinfín de lugares de interés que hacen la delicia del visitante. La esencia de los pueblos típicos del Mediterráneo recorre cada una de sus pequeñas calles y su agradable temperatura hace que visitar La Nucía en el puente de turno sea una elección perfecta para el relax y el sosiego.

Mención aparte merecen sus lugares de interés como la Ermita de San Vicente Ferrer de principios del siglo XIX, el antiguo y carismático Lavadero de 1924, la antiquísima Sede Universitaria y como no, Fuente La Favara, un estupendo jardín  donde contemplar algunas de las plantas y jardines más típicos de esta parte de la Península Ibérica.

El alquilar una villa en La Nucía es también un lujo para la vista, ya que se tiene la oportunidad de subir al Monte del Calvario, un monte con una de las vistas más espectaculares de toda la provincia y donde poder ver los municipios colindantes. Y para los aficionados a las compras, el ocio y la vida nocturna, La Nucía reúne tranquilidad y diversión dada su cercanía al archiconocido municipio de Benidorm.

Cosas que ver en La Nucía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *