Si hay algo por lo que Calpe es uno de los principales municipios turísticos de la Costa Blanca eso es por sus playas. Aguas azules e interminables kilómetros de arena fina que hacen el deleite de sus vecinos y de los turistas que se dejan caer por esta localidad alicantina.

Pero si hay algo que destaca sobremanera a la hora de visitar Calpe ese es su Peñón de Ifach. Uno de los símbolos del mediterráneo valenciano, de 332 metros de altura considerado parque natural desde 1987. Situado al final de la cordillera Bética, se trata de un gran trozo de tierra calcárea que sumerge desde las aguas del mar y que está unida a la Península gracias a un istmo.

Si alguna vez te has preguntado cuando visitar el Peñón de Ifach, sin duda, la mejor opción es la primavera y el verano, donde los rayos del sol le confieren una luminosidad sin igual gracias a una rica flora y una diversa fauna que también puedes disfrutar durante todo el año. Y es que en el Peñón la temperatura rara vez baja de los 10º C y posee un clima mediterráneo durante prácticamente los 365 días.

Alquilar una casa en Calpe y poder disfrutar del Peñón de Ifach es hacerlo de su vegetación endémica, como el tomillo, la silene o la herradura valenciana. También sobresale el aladierno, el palmito, el enebro o la madreselva, pero en las zonas más altas. El pino también es una parte importante de su biodiversidad, así como los pastizales o matorrales.

A la hora de visitar el Peñón de Ifach, tener a mano unos buenos prismáticos es casi obligatorio para contemplar la cantidad de aves que residen en él, como son el halcón, la gaviota o el cormorán. También es rico en caracoles pero son las aves las dueñas de este emblemático punto turístico de Calpe.

Pasar unos días en Calpe, disfrutar de su soleado clima y alquilar una casa para unas vacaciones de relax con atracciones turísticas como el Peñón de Ifach es una buena decisión. Además desde lo más alto, se puede llegar a contemplar la mallorquina isla de Formentera y todo el esplendor de la costa Mediterránea. Todo un lujo, ¿verdad?

Cuando visitar el Peñón de Ifach
Etiquetado en:            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *